ARCSA y su noble misión

0
818

La acción que,  de manera periódica y en cumplimiento de la Ley,  realiza la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA),  en favor de la salud del pueblo, merece todo el respaldo y apoyo de la ciudadanía. Si consideramos que  “La salud del pueblo es la suprema ley”, cualquier nivel de control y exigencia al respecto, siempre será bienvenido,  máxime si se encuadra dentro de la Ley.

En este contexto, Arcsa realizó, en días anteriores, el control de la publicidad de productos  de uso y consumo humanos, conjuntamente con la Superintendencia de Comunicación (Supercom), arrojando como resultado la suspensión definitiva de la publicidad de los  productos que no cumplen con la normativa técnica sanitaria vigente, a la vez que recomendó a propietarios y distribuidores de esos productos publicitar únicamente indicando las propiedades aprobadas en los registros sanitarios para evitar confusiones en la verdadera naturaleza y función terapéutica de los productos.

Arcsa también vela por la salud del pueblo cuando realiza el trámite  para la emisión de permisos de funcionamiento de  varios tipos de establecimientos: tiendas de abarrotes, restaurantes, gimnasios, farmacias, hoteles, hostales, bares, karaokes, discotecas, centros de cosmetología, cafeterías entre otros; y cuando no cumplen con los requisitos correspondiente, se inicia el proceso de juzgamiento que puede llegar hasta la clausura definitiva de un establecimiento.

Es emblemática la acción positiva de Arcsa  con lo ocurrido el año pasado en algunas provincias del Austro ecuatoriano, donde al menos 30 toneladas de medicinas caducadas, entre tabletas, jarabes e insumos  médicos eran procesadas por una empresa fuera de ley. Habría seguido impunemente ese accionar destructor, si la Arcsa no habría actuado responsablemente  en su noble misión de velar por la salud popular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui