AMIBIASIS INTESTINAL

0
212

Héctor Cárdenas Mazón

Don Medardo, un anciano de 77 años, de repente presenta un dolor abdominal difuso, tipo cólico, y deposiciones líquidas en número de dos pero que cada hora se hacen más frecuentes hasta alcanzar 20 veces en las 24 horas. Son de color blanco-grisáceas y moco.No hay vómito. Una sensación de malestar general, sobre todo fatiga, le invade. Le llevan sus familiares  a un consultorio médico ubicado en el Peaje, y la doctora le prescribe una tableta de buscapina, le regala un sobre de sales orales y le indica que debe ingerir “colada de manzana”. La presión arterial, pulso y temperatura son normales. Escribe en su diario: “diarrea”.

Diarrea  es cuando hay más de 3 deposiciones líquidas en menos de 24 horas.

La diarrea es un sustantivo, igual que coproresis (incontinencia fecal), disentería, cólera, pero que necesita de un adjetivo: aguda (como en el caso), crónica, infecciosa  o no infecciosa, funcionales, orgánicas, etc.  Es aguda cuando se presenta en menos de 2 semanas; crónica cuando supervive más de 2 semanas. En la aguda, el 90 por ciento es infecciosa y  en la crónica, la causa no es infecciosa.

¿Cuáles son las causas para decir que es infecciosa?

Los agentes infecciosos son los más frecuentes; le siguen ciertos fármacos,  luego toxinas.

Entre los agentes infecciosos están:  virus, bacterias (salmonella, shigella, echerichia coli), parásitos (ameba histolítica, giardia lamblia)

Entre los fármacos: antibióticos, antihipertensivos, antineoplásicos, antiinflamatorios no esteroides.

Las toxinas están prácticamente en la mayoría de los alimentos que consumes todos los días, ya sea porque tienen tóxicos naturales, químicos agregados para su conserva o porque son genéticamente modificados o transgénicos.

Son vulnerables las personas con inmunodeficiencia, los que residen en asilos, los ancianos, los niños, diabéticos, alcohólicos.

La amibiasis es un nombre genérico de una enfermedad  parasitaria que se desarrolla en el intestino grueso y, si uno se descuida, avanza al hígado, pulmones y cerebro. Así tenemos la colitis amebiana, absceso hepático, absceso pulmonar y hasta absceso cerebral que es raro.

¿Cómo se produce?

El parásito penetra al organismo adherido al agua o los alimentos que consumimos. Proviene de las heces fecales de personas que manipulan los alimentos,  o de las moscas.

Después de 7 o 15 días provoca: dolor abdominal difuso tipo cólico, intermitente. Se acompaña de nausea o vómito, malestar general y posiblemente fiebre. Las deposiciones son líquidas, mucosas o sanguinolentas.

El diagnóstico es fácil. Se busca antecedentes, se determina a “ojos vista” a la víctima. A la inspección el médico se da cuenta si la deshidratación es leve, moderada o grave. Al palpar el abdomen hay un aumento de la sensibilidad y la presión origina dolor en el trayecto colónico. El signo del pliegue positivo es aquel en donde al pellizcar o tirar de un pliegue de la piel  no regresa a su forma original, pues  pierde parte de su elasticidad y turgencia.

La mayoría de las personas se mejora sin tratamiento. Pero la diarrea puede ser grave para los bebés y los ancianos  si no se reemplazan los líquidos perdidos. Muchas personas en todo el mundo mueren a causa de la diarrea. Esto se debe a la gran cantidad de agua que pierden y a la pérdida de sales que la acompaña.

El protocolo  es la  rehidratación inmediata. Si la deshidratación es leve (grado 1) se realiza por vía oral (suero oral); si es mediana o grave la reposición de líquidos es a través de la vena (venoclisis). Habrá tiempo para un examen de sangre, un análisis coprológico y quizás una rectosigmoideoscopia flexible.

¿Cómo prevenirla?

Procura consumir alimentos naturales como frutas y verduras. Evita aquellos procesados. Selecciona con detalle los restaurantes que visitas. Bebe siempre agua potable, no “jugos de manos”. Lávate minuciosamente las manos antes y después de comer. En el chequeo anual que te hagas, el médico te solicitará exámenes de laboratorio. Yo y mi familia cada semestre nos hacemos un examen de heces, cuando hay amebas  el tratamiento es  sencillo y barato: 2 días con tinidazol y 7 días con metronidazol.

La doctora que examinó a mi amigo, no preguntó los antecedentes epidemiológicos ni si era diabético o con alguna deficiencia inmunológica, si usaba medicamentos para la hipertensión arterial o cáncer. Además “la colada de manzana” no es tratamiento registrado en el protocolo.  El diagnóstico debió escribir así: Enfermedad Diarreica Aguda con deshidratación grado 2.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui