¡Almacenaban carne en condiciones insalubres!

0
44
A parte de sangre, fragmentos de carne en los drenajes, en el sitio se evidenció heces fecales de animales.

Una denuncia ciudadana puso en descubierto que al interior de un domicilio situado en las calles Vicente Rocafuerte y Boyacá (sector La Condamine), se procesaba y almacenaba carne en condiciones deplorables, no aptas para el consumo humano.

El insoportable olor que emanaba el lugar, motivó a los vecinos del sector a denunciar dicha novedad. Cerca del mediodía, inspectores de la Dirección de Higiene del GADM de Riobamba, Agrocalidad y Comisaría Nacional de Policía, se desplazaron hasta el sitio para constar las innumerables anomalías higiénicas.  Un estrecho y oscuro callejón conducían  hasta el  patio  de la vivienda donde aparentemente se cortaba la carne, y pocos metros más adelante, era donde se almacenaba el producto al interior de un congelador.

El  momento en el que las autoridades ingresaron, además se percataron de la existencia de gran cantidad de heces fecales de caninos y palomas dispersos en el patio. La presencia de sangre en el suelo, tres cabezas y cueros de res al interior de contenedores y  la existencia  de artefactos para cortar que estaban corroídos, hizo que las autoridades presuman que en el lugar aparentemente se faenaba reses.

Geovanny Bonifáz, director de Gestión Ambiental, Salubridad e Higiene del GADM de Riobamba, indicó que la actividad, a más de provocar problemas en la salud de los vecinos, puede generar problemas en las personas que consumen los productos: “pudimos observar in situ, la insalubridad en que se procesaba los productos cárnicos. El lugar y el sistema donde se almacenaba la carne, no eran los idóneos, por lo que agravaría el estado del producto”.  Acotó que este caso, junto al de embutidos, son los más relevantes en el tema de incumplimiento a la insalubridad en lo que va del año.

Los propietarios al notar la presencia de las autoridades, impidieron el ingreso hasta el inmueble. Además, trataron de justificar la procedencia de las tres cabezas de res, aduciendo que provenían del camal municipal. Sin embargo, esto fue desmentido por el  administrador, ya que no contaban con la guía que abaliza el producto.

Jair Real, comisario Nacional de Policía, indicó que no se puede permitir que este tipo de actividades que podrían atentar a la salud de consumidores, continúen, por lo que fue suspendida; hoy los propietarios acudirán a la audiencia respectiva, “las condiciones en las que se procesa el producto cárnico atenta contra situación salubre”.

Al final, personal de Agrocalidad tomó procedimiento y decomisó todo el producto cárnico para su posterior destrucción. (12)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui