Los adolescentes pudieron conversar con sus familiares y les indicaron que estaban bien de salud.

Los menores de edad que se hallan detenidos en el CAI de Riobamba, pudieron hablar con sus familiares, ya que al momento sigue la emergencia sanitaria por el COVID19.

Las sonrisas se reflejan en los rostros de cada uno de los adolescentes cuando vieron a través de una videollamada a sus padres, hermanos o tíos, quienes están en sus hogares respetando las directrices emitidas por el Gobierno Nacional ante la emergencia del COVID19.

A pesar de la distancia, la Subdirección Técnica de Medidas Socioeducativas para Adolescentes Infractores autorizó que todos los jóvenes que se encuentran con medidas privativas de libertad puedan comunicarse con sus familiares a través de videollamadas.

Carlos Sañay, director del Centro de Adolescentes Infractores (CAI) Riobamba, explica que: “se ha cumplido con esta disposición desde hace dos semanas atrás”.

Además resaltó que hicieron un calendario a fin que todos los adolescentes puedan hacer una videollamada a sus representantes en el mismo tiempo a través del teléfono celular del centro.

Estas videollamadas se realizan en presencia de un inspector educador a fin de cumplir con los protocolos de seguridad, y de igual manera se cuenta con la presencia de un agente de seguridad penitenciaria (ASP).

El director del CAI Riobamba mencionó que continuarán con las actividades bajo las directrices emitidas por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.