A debatir por ley

0
191
editorial

Conforme se decidió en la Asamblea, ya era hora de que los candidatos de elección popular, sobre todo los presidenciales, concurran de manera obligatoria a debatir frente al pueblo. Los electores tienen derecho a conocer el pensamiento político, los planes y programas, las propuestas, los fundamentos y motivaciones de  su accionar frente a los destinos de la patria en aspectos puntuales como salud y educación, cultura y ciencia, hábitat y vivienda, trabajo y seguridad social, agua y alimentación, comunicación e información, libertad y democracia, derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades, endeudamiento e impuestos, narcotráfico y drogas, combate a la corrupción, relaciones internacionales y otros temas que exigen precisiones.

No hay que olvidar que el debate, por definición, es  controversia, lucha, confrontación de ideas, en un marco de respeto y tolerancia al contendor, no de descalificaciones y groserías. Es un espacio democrático para confrontar puntos de vista con respeto, cultura y educación, frente a un auditorio, con normas y tiempos de participación establecidos previamente, bajo la conducción de un moderador que equilibra de manera neutral, sin favoritismos,  las  intervenciones de los debatientes quienes deben evitar a toda costa la mentira, la falsificación de datos, la manipulación de la información, así como la ironía, la exageración, la imprecisión y obscuridad de ideas.

Este espacio democrático sería una pérdida de tiempo y una tomadura de pelo a los electores si los debatientes no abordan los temas planteados con verdadero patriotismo, más allá de protagonismos y lucimiento personal.

Cuando en enero de 2017, la Cámara de Comercio de Guayaquil organizó un debate con los ocho candidatos presidenciales, algunos se excusaron y uno de los finalistas a la segunda vuelta se negó a participar en el debate. Con el nuevo esquema legal que se está gestando en la Asamblea, no habrá pretexto para que un candidato se niegue a debatir frente al pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.