15 de Agosto de 1534, la primera piedra de Riobamba

0
350

Esta es una de la Primicias que condecoran la historia de Riobamba: su fundación española, que ocurrió el 15 de Agosto de 1534, es decir hace 484 años. Hay que recordar que los conquistadores llegaron a Centroamérica, cegados por la idea de encontrar al famoso Dorado, que decía la leyenda, era un personaje totalmente hecho de oro y representaba la idea de que existía mucho oro y riquezas en la zona que deberíamos llamar Indoamérica, pues decir Latinoamérica supondría que manejamos idioma y costumbres latinas, lo que no es, necesariamente cierto.

Pedro de Alvarado, que tenía el título militar de Adelantado, estuvo en territorio maya peleando con los indígenas y saqueando su Paccha Mama. Para que este Adelantado no se adelante al sur a hacer lo mismo, el Mariscal Diego de Almagro, que era parte del ejército comandado por Francisco Pizarro se adelanta con cerca de 130 caballeros y sesenta soldados, llega a Manta en una barcaza y pelea con unos indios de talla gigante, según dice la historia. En el año 1531 llega a territorio de los incas (Cajamarca, en el actual Perú) y participa en el asesinato del Apu Atahualpa o Atavaliba, tomando parte de los tesoros que pagó el jefe indígena por un rescate por la liberación que Pizarro incumplió.

Al compartir las riquezas de oro y plata se acrecentó la idea del Dorado, esto impulsó a Pizarro a delegar a Diego de Almagro para que, en su nombre y en el del Rey, se posesionara de los territorios fundando ciudades. Diego se acompaña de Sebastián de Benalcázar (otros llaman Belalcázar) y cerca de un centenar de soldados. Los indígenas, muchos de quienes ignoraban la muerte de su Jatun Apu habían peleado fuertemente con los hispanos en la cordillera de Tiocajas, soltaron las armas, asustados ante el bramido del volcán Cotopax que ennegreció por varios días el cielo. Entonces los españoles pasaron. Eran los primeros días de agosto de 1534.

El 15 del mismo mes y año llegan a la orilla de la actual laguna de Colta y, según narración escrita de Gonzalo Díaz de Pineda…”el señor gouernador funda un pueblo de españoles en nombre de Su Majestad, el cual en dicho nombre puso por nombre Ciudad de Santiago de Quito, lo cual  dixo que hazía e hizo en este pueblo de Rriobamba dende el presente…” Posteriormente salieron a fundar las ciudades de San Francisco de Quito, S. Gregorio de Portoviejo, Sta. Ana de los Ríos de Cuenca, Santiago de Guayaquil y otras poblaciones menores. Otros citadinos, agobiados por el frío pasan a asentar sus casas en la actual población de Cicalpa. Pero la ciudad ya fue fundada.

Primeras protestas callejeras

Algunos hispanos, ávidos de fortuna, privilegios y enriquecimiento empezaron a quejarse, pues soportaban penurias por la falta de servicios. Durante unos años salieron en marchas de protesta pidiendo atención al Cabildo de Quito, ya que se sentían marginados de todo beneficio. El poblado era tan solo una Aldea, le quitaron la categoría de ciudad.

Los inquietos pobladores decidieron fundar por cuenta propia la Villa de Riobamba, designando autoridades. En enero de 1575 llegó de Quito una comisión que, durante cinco días dialogó con los protestantes. Elaboraron un acta de “fundación” que, entre otros puntos, establecía límites jurisdiccionales, la designación como “abogada y mediadora de Riobamba a la Bienaventurada Virgen Santa María, y por patrones y abogados de dicho pueblo a los Bienaventurados apóstoles San Pedro y San Pablo”.

Dos piedras

La diferencia entre el acta de 1534 y la de julio de 1575 era que esta última tuvo el propósito de establecer un pueblo de auténticos españoles. También cumplía un “requisito” que no se consumó en el acta de 1534: la posesión de la tierra debía ejecutarse colocando cada uno de los fundadores “dos piedras en el sitio que en la traza o dibujo correspondería a la plaza, centro cívico de asientos, aldeas, villas o ciudades. Por primera vez en forma oficial se la designó con el nombre de Riobamba, puesto que Santiago de Quito, como expresión primigenia de un poblado que se fundaba en nuestro territorio se “diluyó” con los años, sin que los mismos conquistadores y, peor aún, las oleadas de castellanos que llegaron después, la recordaran”. Las de letra cursiva son expresiones textuales del historiador Ricardo Descalzi. Lo írrito consta en la validez que se da a la colocación de dos piedras en el sitio de la traza (croquis) o dibujo de los lugares centrales de lo que será la urbe. Consideramos que, seguramente de este criterio salió la teoría de la “primera piedra” que colocamos para iniciar la construcción de nuestras casas.

En lo importante, la fundación de Riobamba ocurrió como lo ha dicho la historia, el 15 de agosto de 1534.

Dr. Daniel Pazmiño G.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui