1 de junio: “Nada que Celebrar”

0
4
Se debe garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes. FOTO REFERENCIAL

NIÑEZ

El Día del Niño es un día para recordar que las niñas, niños y adolescentes son sujetos de derechos y por lo tanto su protección y desarrollo pleno es responsabilidad de todos los adultos. Es un día y un mes para reflexionar, priorizar, valorar, entender y comprometerse con la niñez y la adolescencia.

Ecuador fue uno de los varios países que acogió esta recomendación e instauró el 1 de junio como Día del Niño. Para Luis Terán Obando, activista por los derechos de las niñas, niños y adolescentes en Chimborazo y quien realiza un trabajo de cerca con los mismos por alrededor de 25 años, el 1 de junio no es un día para recordar al niño por ser niño, tampoco es un onomástico o una fiesta de cumpleaños, sino más bien es un día para recordar que el Ecuador acepta que los niños y niñas son sujetos de derechos.

Esta fecha es una oportunidad para concienciar desde los diferentes espacios y preguntarse si estos derechos que tienen los niños se cumplen o no, es necesario que todos los días del año se asuma a este como un grupo vulnerable, como sujetos de desarrollo y que sean prioridad.

En la provincia de Chimborazo todavía existen altos indicadores de desnutrición, pobreza extrema, trabajo infantil, abuso infantil, violencia, los que se manifiestan en los sistemas que deberían proteger, no solo en el de salud o educación, sino también desde los hogares.

Terán expuso que es importante resaltar el temor que los niños demuestran por las familias que tienen, el 80 % del maltrato y abusos provienen del seno familiar, “el padre que es quien debería cuidar es quien viola, la madre que debía dar las atenciones es quien maltrata; esto por las condiciones de formación, la pérdida de valores, las condiciones de estrés que produce el consumismo, es más importante en el campo criar un borrego, un chancho o una vaca que alimentar un niño, pero en la ciudad es más importante tener un carro último modelo que dar lo necesario a los hijos”, añadió.

Esta crisis social amerita ser intervenida en forma urgente. El activista de derechos de niños señaló que no existe en el país programas de acompañamiento familiar para suplir las carencias económicas, educativas, sociales y y recreativas que los niños, los adolescentes no disponen programas de prevención no existen condiciones para una vida digna en los niños.

“No existe nada que celebrar el 1 de junio, más bien hay mucho que exigir y mucho que hacer, proponer y desarrollar, más bien creo que debería ser este un día de compromisos de los adultos para mejorar las condiciones de vida de los niños niñas y adolescentes”, puntualizó Terán.

Garantizar los derechos de la infancia y la adolescencia es un reto que compete a todos: a la sociedad civil, a los actores públicos y privados, a las organizaciones internacionales y a los gobiernos, que han de poner al niño y a la niña como prioridad de sus políticas. (13)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.